Corría el año 1938, para ser exacto el día 30 de octubre, víspera de Halloween. Orson Welles, quién todavía no era tan conocido, tenía un programa de radio en el que realizaba dramatizaciones de novelas.

Este día decide narrar la novela de La guerra de los mundos de H. G. Wells. Orson decide adaptar esta novela a formato radiofónico, creando una historia totalmente creíble y que marcó un antes y después en la historia de la comunicación.

Al comenzar el programa, Orson explicó que se trataba de una dramatización y que nada de lo que se contará allí era real, mensaje que repitió varias veces a lo largo del problema. Sin embargo, muchos oyentes no oyeron estos avisos y pensaron que estaban ante una invasión de alienígena real.

Tras el aviso de que se trataba de una dramatización, el programa comienza con la emisión de un baile que supuestamente se estaba realizando en un Hotel de Nueva York. Al poco de comenzar el programa, Orson corta la emisión para decir lo siguiente:

«Señoras y señores, interrumpimos nuestro programa de baile para comunicarles una noticia de última hora procedente de la agencia Intercontinental Radio. El profesor Farrel del Observatorio de Mount Jennings de Chicago reporta que se ha observado en el planeta Marte algunas explosiones que se dirigen a la Tierra con enorme rapidez… Continuaremos informando».

El programa continua con la emisión del baile. Al rato, Orson vuelve a cortar la conexión para comunicar que en la Tierra han aterrizado unos seres procedentes de otro planeta.

«Damas y caballeros, tengo que anunciarles una grave noticia. Por increíble que parezca, tanto las observaciones científicas como la más palpable realidad nos obligan a creer que los extraños seres que han aterrizado esta noche en una zona rural de Jersey son la vanguardia de un ejército invasor procedente del planeta Marte».

El programa continua y las conexiones son cada vez más frecuentes y con un grado de alarmismo mucho mayor. En una de las conexiones, se conecta con un reportero que se encuentra en Jersey, quien narra desde allí que es la peor situación que ha visto en su vida.

Finalmente, el programa acaba, tras 59 minutos con la muerte del propio Orson que muere tras inhalar unos gases tóxicos

Se estima que este programa lo escucharon unos doce millones de personas, de las cuáles muchas cayeron en estado de shock, produciendo un gran caos. Muchas personas abandonaron sus casas, colapsando las carreteras. Otros muchos fueron a las comisarías de policía, las cuales se saturaron. Otras personas decidieron que la mejor opción era donar sangre, pues podía desembocar la situación en una guerra. Varias personas dispararon a un tanque de agua al creer que se trataba de una nave.

Algunos estudios empezaron a reducir el impacto de este curioso hecho en la sociedad. En 1940 se publicó un estudio de la Universidad de Princeton que concluía que 1,7 millones de estadounidenses pensó que se trataba realmente de una invasión de seres de Marte, y 1,2 millones de personas fueron asustados por el hecho. En los años 90, salió otro estudio de la Universidad de James Cook, que aseguraba que el pánico que la gente tuvo fue mucho menor, aunque es innegable que una gran parte de la sociedad pensó que este hecho era totalmente cierto.

Muchas personas aseguran que este hecho no ocurría hoy en día, ya que la sociedad de entonces tenía muchos menos recursos que los que tenemos actualmente. Sin embargo, la cantidad de noticias falsas que corren hoy en día por la red es impresionante. Lo que es innegable es los medios de comunicación tienen una influencia en nosotros.

Los medios de comunicación son una herramienta que los humanos tenemos para conocer la realidad que nos rodea. Los utilizamos para conocer qué ocurre en el mundo e incluso para saber interpretarlo.

En ocasiones los medios de comunicación priman la rapidez a la calidad de la noticia, provocando que las informaciones publicadas no sean completamente contrastadas, provocando en ocasiones la publicación de noticias que pueden no ser del todo ciertas. Sin embargo, si una persona conoce una noticia será complicado que posteriormente la relacione con un Fake.

Por otro lado, los medios de comunicación, como empresas que son, cuentan con muchos intereses que provocan una segmentación y punto de vista a la hora de contar las noticias. No será lo mismo leer una noticia en un periódico de una ideología política que en el de la ideología contraria.

Por tanto, nos deberíamos preguntar… ¿Llegamos a conocer la realidad en algún momento?

La solución aquí es investigar para conocer la realidad. Buscar en diversas fuentes, que no pertenezcan al mismo lado, e intentar comprender de la mejor manera posible el funcionamiento del mundo. Si nos estancamos en la información de una sola fuente estaremos viendo el mundo a través de los ojos de una sola persona.

 

Si te has quedado con ganas de más, puedes suscribirte y enterarte de todo el contenido.

    Marta Palacios será responsable de tus datos para responder a consultas, enviar o de boletines, publicidad y promociones. Al aceptar la carilla de aceptación de los términos y condiciones das consentimiento expreso. Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores del proveedor de hosting de Philia dentro de la Unión Europea. Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Contacto: info@philia.es. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.